El estado paranaense es uno de los más ricos del país en términos de desarrollo,
generación de empleos y renta. Solo en 2021 el PIB de Paraná, de R$579,3 billones,
representó el 6,67% del PIB brasileño, según datos del Instituto Paranaense de
Desarrollo Económico y Social (Ipardes).

Mucho de tal desempaño es producto del cooperativismo, que surgió en Inglaterra durante la Revolución Industrial, cuando 28 operarios se reunieron en la Sociedad de los Probos de Rochdale, a fin de cooperar entre sí para el beneficio de todos, frente a la dura realidad capitalista que crecía considerablemente.

Historia del cooperativismo
En Brasil, la primera cooperativa de consumo fue creada en Ouro Preto,
Minas Gerais, en 1889. La primera cooperativa de crédito nació en Rio
Grande do Sul, en 1902. Fue entonces, en 1906, que surgieron las
primeras cooperativas agropecuarias nacionales, según datos de registro
del Movimiento Cooperativo Brasileño.

En Paraná, la pionera del cooperativismo fue la Fundación de la Sociedad
Cooperativista de Consumo “Svitlo” en Carazinho – União da Vitória/ PR, bajo la
dirección de Valentin P. Cuts, considerado el pionero del cooperativismo paranaense,
en 1920.

Con el pasar de los años el sistema cooperativista fue abarcando todo el estado y,
actualmente, Paraná cuenta con grandes empresas cooperativistas de renombre
internacional y también es el estado del sur del país en el que las cooperativas más
generan empleos.

Una de estas cooperativas que comenzó pequeña y hoy es una gran potencia es Lar
Cooperativa Agroindustrial. Fue en 1964 que 55 pequeños agricultores de Rio Grande
do Sul y Santa Catarina se unieron en la antigua Gleba dos Bispos (Tierra de los
Obispos), donde actualmente se encuentra el municipio de Missal (PR), para cultivar la
tierra, criar animales, recolectar madera y comercializar insumos.

En la década de los 80 nació la Cooperativa Agropecuaria Tres Fronteiras Ltda. (Cotrefal), y en 1983 surge el primer Supermercado Cotrefal.

De a poco el grupo fue reestructurado y, con eso, en la década de 1990, se inició el proceso de agroindustrialización, que actualmente cuenta con una gestión integrada, basada desde 2017 en tres superintendencias: Administrativa Financiera, Negocios Agrícolas y Suministros y Alimentos.

El 2001 la Cotrefal pasó a llamarse Cooperativa Agroindustrial Lar y, año tras año, la
cooperativa ha registrado crecimiento en el sector agroindustrial, siendo actualmente
la tercera más grande cooperativa de Paraná, presente en todo el mundo, y con una
facturación anual de más de 17 billones de reales (2021).

Irineo da Costa Rodrigues - diretor-presidente da Lar
Irineo da Costa Rodrigues – diretor-presidente da Lar

“He sido el director-presidente de Lar Cooperativa hace 31 años y he ejercido otras
funciones a lo largo de mi carrera dentro de la cooperativa. Creemos en las pequeñas
propiedades y viabilizamos dichos negocios, eso ha hecho que Lar Cooperativa
creciera mucho en las últimas tres décadas. Apostamos en la diversificación de la
producción, principalmente en la línea pecuaria. En 1999, iniciamos los trabajos con
avícolas y 22 años después, nos hemos transformado en la cuarta empresa más
grande del país en la producción de pollo y en la quinta más grande de Latinoamérica.
Estos logros son el resultado del empeño de las 13 mil familias asociadas y de los 24
mil colaboradores que actúan en nuestras industrias y otros departamentos de Lar.
Somos la cooperativa que más empleos ofrece en Brasil, algo que es motivo de orgullo
para nuestra administración. Nuestras fronteras de trabajo no se limitan solo a Paraná.
Hace 25 años expandimos el área de granos a Paraguay y hace 20 años funcionamos
en Mato Grosso do Sul. Todas estas inversiones han hecho crecer la facturación de
Lar Cooperativa y, de esa manera, nos hemos convertido en referentes del sistema
cooperativista”, destaca el director-presidente de Lar, Irineo da Costa Rodrigues.

De acuerdo con Irineo las cooperativas tienen una enorme importancia en Paraná,
pues entre las diez empresas más grande del estado, más de la mitad son
cooperativas, es decir, estas tienen un lazo muy fuerte con la economía.

“Donde existe una cooperativa establecida, el IDH (Índice de Desarrollo Humano) del municipio siempre es mejor, pues además de generar renta y empleo para las familias, las cooperativas implantan los principios del cooperativismo, como la inversión y la
educación, por citar algunos. Gran parte de las cooperativas ya actúan junto a
universidades corporativas ofreciendo cursos de enseñanza superior. Otro principio es
la participación en la construcción de una sociedad mejor, apoyando proyectos para el
desarrollo de la región. Estas iniciativas no hacen más que reforzar la relevancia del
cooperativismo”

Fuerza internacional sin perder la esencia local

Hoy, los productos de la marca Lar son exportados a 80 países y, pese a su
participación en el mercado internacional, mantiene la esencia del cooperativismo. El
director-presidente explica que existe un vínculo muy fuerte entre Lar y sus asociados,
en el que la cooperativa ha creado varios comités para la toma de decisiones, con la
participación de los cooperados que continúan conservando los principios del
cooperativismo.

“Consideramos de extrema importancia e indispensable la opinión de
los asociados, solo hemos podido construir una marca sólida gracias a ellos. La gran
característica de Lar es tener una relación muy fuerte con las familias de los
cooperados. Se nos reconoce por ser la cooperativa con la mejor organización del
cuadro social, lo que es importante, así la relación con los asociados se fortalece, se
crea un canal de comunicación bastante activo, tanto para la toma de decisiones,
como para informar lo que sucede en el ámbito de la cooperativa”.

Transformar vidas, la esencia del cooperativismo

Por todo el mundo, el sistema cooperativista genera resultados, transforma vidas y
contribuye al desarrollo. Actualmente Francia es el país con la facturación más alta del
sector en el mundo, seguido por Alemania y Japón, según datos de la International
Cooperative Alliance.

Infográfico

  • de 150 países cuentan con el sistema cooperativista;
    En total son cerca de 3 millones de cooperativas;
    1 billón de cooperados;
    280 millones de empleos, lo que representa un 10% de la población del
    mercado formal y un 4% de la población mundial.
  • Datos recientes de la International Cooperative Alliance

Hace 50 años, el Sistema Ocepar, una organización compuesta por
la Ocepar (Sindicato y Organización de las Cooperativas del Estado de
Paraná), SESCOOP/PR (Servicio Nacional de Aprendizaje del
Cooperativismo de Paraná) y FECOOPAR (Federación y Organización de
las Cooperativas del Estado de Paraná), actúa directamente con las
cooperativas, de la cual Lar forma parte. El Sistema Ocepar es una de las
27 unidades estatales presentes en Brasil, vinculadas al sistema OCB
(Organización de las Cooperativas de Brasil). El sistema funciona de
forma integrada y enfocada en el desarrollo pleno del cooperativismo
paranaense, de su crecimiento sustentable y la mejoría de la vida de las
personas.

Incluso, según el estudio, Paraná es el estado que más tiene cooperativas que
exportan/importan desde y hacia otros países, un total de 170, seguido por São Paulo
(51), Rio Grande do Sul (47), Santa Catarina (43) y Minas Gerais (35).

“El sistema funciona cuando la cooperativa no pierde la esencia del cooperativismo,
cuando continúa prestando servicio para atender las necesidades de los asociados.
Muchas veces, dicha ayuda puede ser la viabilización de una actividad económica,
entrar en un nuevo proyecto, invertir en tecnología y conocimiento. En la medida que
la cooperativa atiende estos puntos, se vuelve un elemento importante, de cierta
manera un apoyo para las familias de los cooperados. Así es como piensa Lar, así es
como se desarrolla la cooperativa”, refuerza Irineo.

Aviários em Medianeira - Lar
Aviários em Medianeira – Lar

Asociado de Lar desde 1991, José Carlos Colombari, de São Miguel do Iguaçu, posee
una propiedad bastante diversificada. Trabaja con granos (soja y maíz), porcicultura,
pecuaria de corte y confinamiento, agricultura y producción de energía eléctrica.

“En la agricultura trabajo 100% con Lar comprando y entregando la producción, para la porcicultura y la parte pecuaria de corte adquiero los insumos. La cooperativa ofrece al cuadro de asociados transparencia, seguridad y calidad de los productos que entrega. También crea oportunidades para que los asociados diversifiquen las actividades en la propiedad, ayudando principalmente a los pequeños productores. Es decir, la esencia del cooperativismo es transformar la vida de las personas, proporcionando conocimiento y crecimiento al cuadro de asociados”, concluye.

Formada em Jornalismo na UDC e pós-graduada em Relações Internacionais Contemporâneas na Unila, atualmente é jornalista da 100fronteiras e recentemente conquistou pela 100fronteiras o primeiro lugar no 1º Prêmio Faciap de Jornalismo.

Comentários

Deixe a sua opinião