A lo largo de la historia, con la definición de las líneas fronterizas que delimitan los territorios de los países, se ha adoptado el principio de que cada país ejerce soberanía sobre un determinado territorio, precisamente el que se encuentra dentro de sus líneas fronterizas.

En la Triple Frontera se ubican el Parque Nacional Iguaçu en Brasil y el Parque Nacional Iguazú en Argentina, ambos reconocidos desde la década de 1980 como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. El parque argentino recibió este reconocimiento de la UNESCO en 1984, cuando el comité responsable de tal reconocimiento recomendó que Brasil también presentara su parque nacional para este proceso. En el documento que trata del reconocimiento del parque argentino como patrimonio mundial, se indica que el representante brasileño en esa convención informó que Brasil presentaría la solicitud de reconocimiento del Parque Iguazú como Patrimonio Mundial, “para que ambos parques constituyen un sitio del patrimonio mundial transfronterizo”. Fue en esa palabra, transfronterizo, donde surgió un embrollo relacionado con la soberanía.

Brasil presentó su propuesta en 1986, con la observación de que no podría haber conexión entre el Parque Iguaçu y la idea de “espacio transfronterizo”. Los delegados brasileños en la UNESCO señalaron que la legislación del país no permitía ningún compromiso de gestión conjunta de los parques. De esta forma, la UNESCO trató a los dos parques nacionales como espacios separados, cada uno con un proceso específico. A pesar de ser un conjunto único de vegetación natural, que no obedece a los límites del límite, el espacio alberga dos parques nacionales, delimitados por la línea que también determina la medida en que cada país ejerce su soberanía. La naturaleza creó un espacio único que la soberanía nacional dividió en dos.

* Información disponible en los informes de las reuniones del World Heritage Committe de la UNESCO de septiembre y noviembre de 1984 y de octubre y diciembre de 1986.

Marcelino T Lisboa

Professor na Universidade Federal da Integração Latino-Americana - UNILA - e doutor em Ciência Política.

Comentários

Deixe a sua opinião