El 3 de febrero, Ciudad del Este cumple 65 años. Sin embargo, se le conoce con este nombre desde poco más de la mitad de ese período, 33 años. Cuando se fundó en 1957, el municipio paraguayo se denominó Puerto Flor de Liz. Pero, poco después, pasó a llamarse Puerto Presidente Stroessner, en honor al dictador del país en ese momento.

Alfredo Stroessner, militar de carrera, llegó a gobernar el país en 1954, cuando encabezó un golpe de Estado que derrocó al presidente electo el año anterior, Frederico Chaves. En 1989, Stroessner fue depuesto en un nuevo golpe, también promovido por los militares. Terminó exiliado en Brasilia, donde vivió hasta su muerte en 2006.

Con la caída del dictador y su enorme impopularidad por la brutalidad del régimen que implementó, la sugerencia de cambiar el nombre de la ciudad avanzó rápidamente. El nuevo apodo sugerido, Ciudad del Este, fue aprobado en referéndum entre los residentes.

El nombre actual es una referencia a los orígenes de su fundación. A mediados de la década de 1950, cuando el gobierno central paraguayo buscó una relación más estrecha con Brasil, decidió fundar una ubicación muy cercana a su vecino, al este de la capital Asunción, que se encuentra en el extremo occidental del país.

La ambición era tener acceso al Océano Atlántico para el flujo de la producción agrícola, y al mismo tiempo liberarse de su fuerte dependencia de los puertos argentinos. Como Paraguay no tiene acceso directo al mar, el país depende de los puertos marítimos de sus vecinos.

Comentários

Deixe a sua opinião