En la historia de esta región, es muy común que la gente recuerde la Colonia Militar de Foz do Iguaçu, creada en 1889. Esto se debió a que fue una iniciativa de Brasil (que también fue considerada por Argentina) para afirmar la presencia nacional en el territorio. El objetivo era principalmente atraer a familias campesinas a “colonizar” (plantar y criar animales) con el propósito de subsistir y mover la pequeña economía local.

Pero no era solo una colonia militar lo que existía en la región. Tanto del lado argentino como del lado brasileño, en las décadas de 1920 y 1930, es posible constatar algunas iniciativas coloniales. Eran pequeños asentamientos compuestos en su mayoría por brasileños de ascendencia alemana o italiana, provenientes del sur de Brasil.

En Argentina, entre Puerto Iguaçu y Posadas, tenemos Eldorado, Montecarlo y Puerto Rico. En Brasil, entre Foz do Iguaçu y Guaíra estaban Sol de Maio y Santa Helena, que fueron afectadas por el lago de Itaipu.

Cada una de estas colonias tenía características distintas. En común, compartían un mismo origen (sur de Brasil), orientado a la ocupación del territorio a través del cultivo y la ganadería y estaban todos a orillas del río Paraná.

Es muy importante resaltar que, si alguien quiere conocer la historia de la región, necesita entender la centralidad del río Paraná. Antes del Puente de la Amistad y las carreteras de los lados brasileño y paraguayo (finales de la década de 1960), el río Paraná fue la principal fuente de acceso, de comercio y sobre la que se formaron los pequeños asentamientos coloniales.

Marcelino T Lisboa

Professor na Universidade Federal da Integração Latino-Americana - UNILA - e doutor em Ciência Política.

Comentários

Deixe a sua opinião